Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 07/25/17 in Cerebro/Mente, Crecimiento Personal, Familia | 0 comments

5 Hábitos mentales ligados al éxito en las relaciones-Parte I

5 Hábitos mentales ligados al éxito en las relaciones-Parte I

Nada tiene mayor impacto en nuestra vida personal y profesional que la forma en que pensamos sobre nuestro entorno.  Si lo reconocemos o no, todos tenemos formas predecibles (hábitos) de pensar. Los hábitos mentales positivos son disciplinas de pensar que están directamente ligadas al éxito.  ¿Cuáles son los hábitos mentales que merecen ser desarrollados?

 5 hábitos mentales que afectan el éxito de nuestras relaciones*

  1. Manejando la impulsividad. Ese fin de semana di una presentación para recaudar fondos, y una persona en la audiencia me hizo una pregunta simple. Le respondí con lo primero que me vino a la mente, pero noté que mis comentarios habían ofendido a la persona. Luego traté de darle mil y una vueltas a mi argumento, sin dejar de hablar.  5 minutos más tarde, llegó el director del centro y entonces entendí que esa persona era el mayor donante para la organización. Mi impulsividad me metió en un lío.
    • La impulsividad es insensible y egoísta. Solo vive en el momento y en lo que se está sintiendo o experimentando.
    • La impulsividad primero dispara y luego apunta al blanco. Nos hace hablar sin pensar, y juzgar sin conocer todos los detalles. Nos hace buscar la gratificación inmediata y creer que siempre tenemos la razón.
    • A manera de contraste, controlar la impulsividad nos permite ser sensibles a las necesidades de los demás; nos ayuda a considerar varias posibilidades, nos permite desarrollar estrategias recogiendo la información necesaria, y nos lleva a facilita el éxito en nuestras relaciones, estudios, trabajo, y profesión. Esta disciplina es más valiosa que el cociente de inteligencia.
  2. Escuchando con entendimiento y empatía. Una consecuencia lógica de la disciplina anterior, el escuchar a los demás nos permite entender su punto de vista y situación. Tantas relaciones se marchitan cuando se habla fuera de turno. Como dijo Salomón: Es una necedad y una vergüenza responder antes de escuchar.
    • Para poder escuchar bien. ayuda parafrasear lo que la gente te está diciendo (puedes ver ejemplos específicos aquí).
    • También podemos demostrar empatía por su situación, clarificando lo que la otra persona dice o quiere, y poniendo mucha atención a sus palabras tanto como a sus gestos.
    • A veces ayuda mucho reflexionar en la comunicación no verbal: Cada vez que mencionas a tu jefe, frunces las cejas y hablas fuerte. ¿Por qué crees que te pasa eso?
    • La disciplina en esta área es realmente escuchar lo que dice la otra persona, NO practicar en nuestra mente lo que vamos a decir mientras el otro está hablando.
  3. Pensando con flexibilidad. La marca de una persona madura, es su capacidad para poder ser flexible y adaptarse al cambio.
    • La flexibilidad requiere que pensemos sobre un asunto desde de otro punto de vista. También nos reta a cambiar nuestra posición al analizar los datos que nos pueden llevar lógicamente a conclusiones distintas.
    • La flexibilidad nos reta a todos, porque significa enfrentar cambios y los cambios no nos gustan. En el 2008, RIM (Blackberry) dijo que la gente solo estaba interesada en un teclado físico en sus celulares. Por eso iban a la tienda buscando un iPhone y salían comprando un Blackberry. Todos sabemos como terminó esa historia.
    • La inflexibilidad sobre una posición política, modelo de negocio, estilo de trabajo, o producto siempre anticipan el remplazo de los mismos.
    • La flexibilidad en relación al cambio facilita la resolución de problemas y la longevidad y relevancia de esa persona, producto, o programa.
  4. Pensando y comunicando con claridad y precisión.  La avalancha de comunicación digital está limitando la capacidad de expresión significativamente.
    • Ahora se usan símbolos (emoticones, abreviaciones) en vez de palabras, lo que hace la comunicación imprecisa y ambigua. También se usan palabras generales para referirse a objetos específicos. Esa bobería… O se usan pronombres y sustantivos ambiguos. Todo el mundo dice lo mismo…
    • La posibilidad de crear malos entendidos es altísima, sobre todo en comunicaciones digitales. Un amigo le dice a otro que lo va a visitar y le manda este texto: Podrás recibirnos para porno star una noche? Después de las risas y la vergüenza del caso, aclaró que quiso decir En comunicaciones oficiales o de trabajo, puede resultar nada gracioso.
    • El lenguaje y el pensamiento son indivisibles. Mientras más sabes lo que quieres decir, mejor lo has pensando. Por igual un lenguaje confuso e impreciso refleja una forma de pensar confusa e imprecisa.
    • Pensar con claridad requiere el uso disciplinado de términos precisos y el aumento del vocabulario. Si quieres aumentar tu vocabulario, visita la página de RAE donde podrás aprender una palabra diaria y aclarar tus dudas del lenguaje.
  5. Encontrando humor. El humor es una forma de alegría que resulta muy placentera. Reírse tiene efectos medicinales, como lo demuestran ciertos estudios.
    • El humor es una forma original de ver un problema o situación. Requiere pensamiento y creatividad. Es una forma de jugar con palabras y de bromear con las personas cercanas.
    • El humor nos ayuda a ver la vida con todas sus incongruencias, absurdos, ironías y sátira.
    • Una persona que puede encontrar humor en otras cosas, también puede reírse de sí misma.
    • Es posible burlarse, ridiculizar y reírse de los demás, denigrándolos. Este no es el hábito de mente que estamos buscando.
    • El tener buen humor es una forma de afectar positivamente nuestras relaciones, ya que la risa es un atractivo social natural.

*Adaptado de:  Costa, A. L., & Kallick, B. (Eds.). (2008). Learning and leading with habits of mind: 16 essential characteristics for success. ASCD.

 

Comentarios en Facebook

0 Comments

Trackbacks/Pingbacks

  1. 5 Hábitos mentales que afectan tu efectividad–Parte II | Marcel Ponton - […] esta serie sobre hábitos mentales, hemos hablado delos hábitos que afectan nuestras relaciones, y aquí discutiremos los hábitos mentales…

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This
%d bloggers like this: