Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 01/9/18 in Crecimiento Personal, Familia | 0 comments

Metas de acción, hábitos de producción, nada de resoluciones!

Metas de acción, hábitos de producción, nada de resoluciones!

Millones de metas se han escrito a finales de Diciembre y principios de Enero. Pero a pesar de las buenas intenciones solo un porcentaje mínimo de esas metas se llevará a cabo.  La razón es simple—mientras que todos queremos lograr más y mejores cosas que afecten positivamente nuestro estilo de vida, muy pocos sabemos como escribir metas efectivas que se puedan lograr.

Hay una industria que gira alrededor del desarrollo y logro de metas. No pretendo duplicar ese material. En vez, estoy interesado en compartir mi experiencia sobre dos tipos de metas: 1) metas de accióny 2) metas de hábitos. Mientras que las primeras se logran y luego se archivan, los hábitos persisten y nos ayudan a logar aún más a lo largo de nuestra vida.

Para lograr las metas de acción, Michael Hyatt nos recuerda que existen varias características que definen a una meta efectiva.  Usando el acrónimo SMARTER (más inteligente) Hyatt nos dice que las metas que se pueden lograr son eSpecíficas, Medibles, Accionables, Riesgosas, ancladas al Tiempo, Emocionantes, y Relevantes. Mi meta del 2015 era publicar 30 libros en mi vida. Mientras que era una meta desafiante, y hasta medible, no era específica. No identificaba qué libros iba a publicar, tampoco estaba anclada a un tiempo específico. No era emocionante, sino abrumadora; tampoco era relevante sino mas que todo era una aspiración general.  Mi meta para el 2018 es de terminar mi segundo libro para el 1ro de Junio, mandarlo a la casa publicadora a finales de Junio y sacarlo al público a principios del 2019. Esa es una meta SMARTER. Una vez que termine de escribir y someter el libro, empiezo otro proyecto de escritura basado en esa serie.

Lo importante no es que estoy completando un libro, sino que he integrado esos proyectos dentro de mis metas de hábito. Ahora escribo 12 horas a la semana.  Con ese hábito de conducta, los proyectos de escritura son todos específicos, medibles, accionables, riesgosos, anclados al tiempo, emocionantes, y relevantes.

No quepa duda que mantener una conducta es difícil. Pero es imposible cuando esa conducta se basa solamente en el poder de voluntad.  Todos sabemos lo que es empezar el año deseando hacer más ejercicio, solo para rendirnos al cinismo y la frustración de no poder tener la fuerza de voluntad necesaria que mantenga un horario fijo de ejercicio.  Esto nos llena de culpa y nos hace sentir que hemos fallado, dándonos pocas ganas de emprender otra meta para evitar la misma experiencia. Cuando me propongo cada día salir a caminar por ejemplo, me estoy enfocando en la conducta en ese momento, para ése día, por un tiempo específico. Eso lo puedo controlar.

Naturalmente vamos a fracasar varias veces antes de tener exito. De manera, que los logros deben medirse por aproximación hacia la meta cuando estamos empezando, hasta que la conducta se convierta en un hábito. La solución al fracaso no es solo tener metas, sino desarrollar hábitos. Uno de esos hábitos que me ha ayudado en gran manera ha sido planificar diariamente.  La mejor agenda que he encontrado (y las he usado todas, a través de los años), ha sido el sistema de BESTSELF.CO.  Esta agenda me permite enfocarme en 13 semanas a la vez, y me da espacio para organizar el trimestre, el mes, la semana, el día. Cada día me pregunta, ¿cuál es la meta de hoy?  También me pregunta cuáles son los 3 elementos más críticos que quiero lograr ese día.  A nivel de semana me permite mantener un récord de mis hábitos. Al final de cada semana comparo mi conducta con las metas de hábitos que me propuse.  De allí reflexiono sobre la lección que aprendí esa semana.

Cuando uso ese método, entonces puedo mantener un control sobre las metas que me propuse. Es decir, que las tomo en serio, no solo hago un ejercicio vacuo de tener una resolución para el nuevo año, sino que estoy monitoreando cada semana que ha pasado con mi conducta.

Si no tienes acceso a la agenda de BESTSELF.CO, de todas formas puedes usar los siguientes principios que te ayudaran a lograr tus metas.

  1. Usa el sistema de metas SMARTER descrito arriba.
  2. Define 5 metas de acciones que quieres lograr y 5 hábitos de quieres desarrollar este año. Tener más metas es abrumador e impráctico.
    1. Para cada meta de acción, describe los pasos que debes tomar
      1. Meta ambigua: quiero ser un buen padre/madre en el 2018
      2. Meta SMARTER Voy a pasar 2 horas al día con mis hijos ayudándoles en la tarea y comiendo juntos, a partir de (fecha específica ).
    2. Esta meta requiere que salgas del trabajo a tiempo, que no te distraigas con la televisión, que le digas NO a cosas que te distraen de tu familia.
    3. Una vez que pasas tiempo con tus hijos y ves los resultados de ese esfuerzo, te das cuenta que este hábito de dedicarle tiempo es la mejor inversión de tu vida. Ese hábito lo vas a mantener porque te va a permitir desarrollar tradiciones en tu familia. Esa meta se mantiene a través de un hábito. Ese hábito afecta varias áreas de tu vida.

¿Cual será tu meta SMARTER del nuevo año?

Comentarios en Facebook

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This
%d bloggers like this: