Pages Menu
TwitterRssFacebook
Categories Menu

Posted by on 06/22/17 in Crecimiento Personal, Familia | 0 comments

5 Mega-tendencias del futuro que ya son realidad

5 Mega-tendencias del futuro que ya son realidad

La mejor manera de predecir el futuro, es de inventarlo—Steve Jobs

Este concepto del fallecido Steve Jobs, fue muy útil en su carrera por la dominancia de los dispositivos electrónicos de Apple. En efecto, cuando introdujo el iPhone en Junio del 2007, Jobs cambió la telefonía y nuestra relación con el mundo digital para siempre. Mientras que no todos tenemos la capacidad de inventar el futuro a esa escala, sí podemos tomar decisiones claves que van a afectar la clase de vida que llevamos en nuestro futuro.  La pregunta entonces es, ¿qué tipo de futuro quiero tener?

Existen múltiples futuros posibles, pero solo pocos futuros probables. La diferencia es que mientras todo es posible, solo unas pocas opciones tienen la probabilidad realística (y estadística) de cumplirse.

En mi estudio acerca de las tendencias sociales venideras he discernido 5 tendencias que impactarán todas nuestras vidas en un futuro cercano. A saber,

  1. El futuro cercano será marcado por aún más discrepancias entre los que tienen y los que no tienen. 8 personas en todo el mundo controlan mas riqueza que la mitad del mundo. Globalmente, un porcentaje pequeño controla la mayoría de la riqueza. En los Estados Unidos, el 0.1% de la población es dueño de la misma cantidad de riqueza que el 90% de toda la población. Esta tendencia solo se agudizará en el futuro. A través de la historia, todas las sociedades con vastas diferencias de ingresos y pocas posibilidades de avance social han culminado en disturbios socio-políticos.
  2. El futuro del mundo es urbano, lo que causará una competencia por recursos. Más del 50% de la población mundial vive en centros urbanos en este momento. En 20 años, la cifra llegará a un 60%, o más. Por igual, la población del mundo llegará a 8.5 billones de personas. El acceso al agua en las urbes alrededor del mundo, por ejemplo, disminuirá en un 67%. Solo este elemento, es muy desequilibrante. Los resultados serán conflictos regionales, o internacionales al igual que migraciones por hambrunas. La producción de comida está ligada directamente al agua. Falta de acceso al agua afectará la producción agrícola a nivel mundial.
  3. Las tecnologías disruptivas cambiarán los mecanismos de producción y consumo. Resulta ser que los dispositivos del futuro no estarán obedeciendo líneas de código de programación, sino que serán más autónomos. Esto es por el advenimiento de la robótica y la inteligencia artificial. La robótica va a cambiar la producción a un nivel de eficiencia inigualado por la mano de obra humana, y también afectará los servicios que tienen que ver con acciones repetitivas (v.g., hacer café, entregar paquetes). El más ominoso es la integración de las dos tecnologías en máquinas pensantes que van a ejecutar funciones hasta ahora solo delegadas a los seres humanos: toma de decisiones, resolución de problemas sociales, decisiones de vida o muerte, militancia en la guerra, etc.
  4. Los ricos en el mundo están envejeciendo, los pobres no. Los conflictos sociales del futuro se manifestarán predeciblemente en regiones con altas poblaciones de jóvenes varones menores de 25 años, con poca educación, y sin posibilidades de progresar. Este renglón demográfico empezó la Primavera Árabe, y es el que menos tiene que perder en cualquier país. Los conflictos intergeneracionales son de esperarse en el futuro, porque los patrones demográficos ya están establecidos.
  5. El futuro continuará el rechazo a la globalización con un movimiento hacia el aislamiento. Esto predice una ola de conflictos entre grupos de personas por falta de cooperación y puede afectar el orden internacional. La disolución de estados, países o bloques es más factible en éste escenario. Los Estados Unidos dejará de ser el gendarme del mundo y su poder hegemónico se habrá diluido en los próximos 20 años. Sin la posibilidad de dar cuentas a la comunidad internacional, regímenes autoritarios alrededor del mundo descartarán los derechos humanos. Otros poderes económicos lucharán por control.

¿Cómo prepararnos para el futuro?

  1. Ahorrando en vez de consumir. Es importante crear margen y vivir dentro de nuestras posibilidades. También debemos luchar por una política tributaria justa en todos nuestros países.
  2. Tomando 7 medidas pequeñas que reduzcan tu huella de carbono.
    1. Desenchufa todos tus dispositivos electrónicos durante el día, cuando no están en uso.
    2. Acorta tu ducha por 2 minutos y ahorrarás galones de agua a la semana. Cierra el grifo mientras te cepillas los dientes.
    3. Apaga todas las luces que no estés usando.
    4. Usa bombillos de luz fluorescente compactos
    5. Camina todo lo que puedas. Usa transporte público.
    6. Recicla todos los plásticos y productos de papel.
    7. Planta un árbol, para devolver oxígeno al medio ambiente.
  3. Desarrollando herramientas nuevas y adecuadas a las demandas del mercado en tu área de especialización. Las áreas laborales del futuro tienen que ver con tecnología y la capacidad analítica de darle sentido a los cambios y experiencias sociales. También será importante entender y darle sentido a la data. Estudia, prepárate.
  4. Buscando maneras de conectar las generaciones. Iglesias, grupos comunitarios, reuniones familiares, y actividades de la comunidad permiten que las generaciones se conecten y contribuyan mutuamente a la calidad de vida del otro y que entienden su situación.
  5. Leyendo, educándonos y aprendiendo sobre cooperación y justicia social. Podemos empezar aquí

¿Qué futuro quieres crear?

Comentarios en Facebook

Post a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Pin It on Pinterest

Share This
%d bloggers like this: